Donde hay amor, hay visión (Ubi amor, ibi oculus) - Ricardo de San Víctor



buscador n√ļmeros anteriores
poético mundo
Zoom poesía polaca
Anna Kamieńska y Eva Lipska
Comparte esta pŠgina de IbiOculus


Gdańsk-capital mar√≠tima de Polonia



Breve apunte sobre poesía polaca contemporánea (por Pablo Luque Pinilla)

Anna Kamieńska:

Breve semblanza bio-bibliográfica (por Antonio Benítez Burraco)
Poemas (Traducci√≥n de Anna Sobieska y Antonio Ben√≠tez Burraco)

Ewa Lipska:

Breve semblanza bio-bibliográfica (por Antonio Benítez Burraco)
Poemas de Ewa Lipska (Traducci√≥n de Anna Sobieska y Antonio Ben√≠tez Burraco)

 

 La poes√≠a es un componente esencial en la literatura polaca desde hace al menos doscientos a√Īos, debido a que Polonia perdi√≥ su independencia en 1795 y no la recuper√≥ hasta 1918. Esto propici√≥ que la poes√≠a fuese durante m√°s de un siglo uno de los veh√≠culos m√°s importantes de la identidad nacional, lo que se repiti√≥ con la invasi√≥n nazi y la tiran√≠a sovi√©tica en el S. XX, que no hizo sino acentuar este car√°cter principal de la poes√≠a polaca. Aunque no han faltado voces, especialmente entre los nacidos en la d√©cada de los sesenta y posteriores, que han buscado la ruptura con esa tradici√≥n de resistencia y compromiso, muchos autores precedentes, especialmente los nacidos en los a√Īos cuarenta, han conservado ese af√°n de rebeld√≠a √©tica. Su influencia es tal que los autores polacos m√°s j√≥venes que ellos, aun renegando de muchos de los t√≥picos de su historia literaria, parecen haber recuperado el inter√©s por las cuestiones de mayor trasfondo. De esta forma, se renuevan formas y usos, pero no se subvierten los cimientos de las grandes aspiraciones √©ticas de la tradici√≥n en la que se injertan.

En este contexto nos acercamos de la mano de los traductores Antonio Ben√≠tez Burraco y Anna Sobieska a la obra de dos grandes representantes de la poes√≠a polaca del siglo XX y XXI, que reflejan a su manera  el devenir apasionante de la poes√≠a polaca a lo largo del pasado siglo y el comienzo del actual. Se trata de las poetas  Anna Kamieńska (1920-1986) y Eva Lipska (1945) cuyos dos √ļltimos poemarios, Drzazga [La astilla] y Pomarańcza Newtona [La naranja de Newton] fueron publicados en los a√Īos 2006 y 2007 respectivamente.

 


Breve apunte sobre poesía polaca contemporánea
por Pablo Luque Pinilla


 
         
La calle Larga en Gdańsk


La poes√≠a es un componente esencial en la literatura polaca desde hace al menos doscientos a√Īos, debido a que Polonia perdi√≥ su independencia en 1795 y no la recuper√≥ hasta 1918. Esto propici√≥ que la poes√≠a fuese durante m√°s de un siglo el veh√≠culo m√°s importante de la identidad nacional, a lo que se sum√≥ la invasi√≥n nazi y la tiran√≠a sovi√©tica en el S. XX que, debido al mucho dolor con el que se desarroll√≥, sigui√≥ alimentando la magn√≠fica poes√≠a polaca. Hasta tal punto es as√≠, que Jan Błoński, decano de los cr√≠ticos literarios polacos, lleg√≥ a asegurar que ¬ęla literatura contempor√°nea polaca se debe a la poes√≠a¬Ľ.
 
En un entramado de este tipo resulta comprensible la existencia de poetas muy comprometidos. De hecho, en el momento que emergen como escritores autores de la talla de Ryszard Krynicki o Jan Połkowski, un polo de la poes√≠a polaca estaba marcado por la l√≠rica de compromiso social y pol√≠tico, y el otro por aquellos que supieron encontrar un nicho de experiencias propias lejos de la conflictiva realidad. Entre los primeros, se encuentran el citado Polkowski, y, entre los segundos, Adam Zagajewski. Ambos pertenecen a la generaci√≥n de los ¬ęnuevos maestros¬Ľ, ya que representan el relevo de los cuatro grandes: Szymborska, Miłosz, R√≥żewicz y Herbert. Estos ¬ęnuevos maestros¬Ľ son veteranos, ya sexagenarios, de la poes√≠a de comprometida, que emergi√≥ con la experiencia contracultural del 68 y las conmociones pol√≠ticas y sociales del mismo per√≠odo, entre las que se cuentan los actitudes antisemitas de marzo del 1968 y las huelgas obreras de 1970. En el quehacer de este grupo heterog√©neo, llamado generaci√≥n del 68 o nueva ola, en una clara referencia a la ¬ęnouvelle vague¬Ľ francesa, han visto la luz obras significativas, como las de Stanisław Barańczak, Adam Zagajewski (que pas√≥ veinte a√Īos fuera de Polonia), Julian Kornhauser, Ewa Lipska y el mencionado Ryszard Krynicki. Un rasgo caracter√≠stico de estos ¬ęnuevos maestros¬Ľ es la evoluci√≥n de su obra que, partiendo de una poes√≠a social en los a√Īos sesenta y ochenta (el conflicto pol√≠tico entre la sociedad y el poder se solucion√≥ v√≠a negociaciones en 1989), evoluciona hacia una poes√≠a ir√≥nica y emocionalmente distanciada que observa el mundo y sus implicaciones metaf√≠sicas. Hay que tener en cuenta que se trata de autores cuya  obra se caracteriza por el rechazo moral e ideol√≥gico al sistema comunista y por la huella que en su poes√≠a han dejado las vicisitudes sufridas entre 1968, cuando comienza a fraguarse el movimiento de oposici√≥n al r√©gimen comunista con ocasi√≥n de las protestas habidas en Varsovia, y 1981, cuando se produce la instauraci√≥n del estado de excepci√≥n por parte del general Wojciech Jaruzelski, el cual lleva al exilio a buena parte de ellos.
En la d√©cada de los setenta, en paralelo a la actividad po√©tica del grupo de la nueva ola, surge en Polonia la ‚Äúcorriente religiosa‚ÄĚ. Es el caso de Anna Kamieńska y Jan Twardowski, que dan continuidad a una tradici√≥n secular, cuyo representante m√°s importante en la primera mitad del siglo XX es Jerzy Liebert.
Por lo dem√°s, los acontecimientos pol√≠ticos de 1989, que dieron lugar a la transformaci√≥n democr√°tica de Polonia, han facilitado la iniciaci√≥n de toda una generaci√≥n de poetas nacidos en los a√Īos sesenta. Para referirse a ellos se ha hablado de ¬ęgeneraci√≥n del borrador¬Ľ, en alusi√≥n al nombre de la publicaci√≥n donde se dieron a conocer muchos de sus integrantes. Esta evoluci√≥n se explica si se atiende a los sucesos acaecidos como consecuencia del golpe militar, as√≠ como al compromiso pol√≠tico de la literatura de los a√Īos 80, que mantuvieron bastante aislada a la cultura polaca de las nuevas corrientes intelectuales, de pensamiento y filos√≥ficas discutidas en el Occidente, tales como el postestructualismo en la cr√≠tica literaria, el New Age o la revoluci√≥n inform√°tica, fen√≥menos que no aparecieron hasta la quiebra del sistema a principios de los a√Īos 90. De esta manera, lo que para los autores mayores signific√≥ una ca√≠da de antiguos ideales, para la generaci√≥n nacida despu√©s del 60 constituy√≥ su argumento definitorio, a lo que contribuy√≥ la gran difusi√≥n que en la d√©cada de los 80 lograron los primeros grupos de rock polaco. Los que entonces eran los m√°s j√≥venes se ve√≠an a s√≠ mismos en el nuevo contexto social aportando a la cultura nacional cierta cantidad de ideas, pensamientos y puntos de vista. En este contexto, adem√°s, cobra fuerza el objetivo de derribar el cuadro de valores que dirig√≠a la poes√≠a y obviar sus prestigios, como el Premio Nobel de 1980, Czeslaw Miłosz, o Zbigniew Herbert. Se trata de un cl√°sico gesto posmoderno, que prefiere distanciarse de la experiencia acumulada de la tradici√≥n, y enriquecida por el tiempo. En definitiva, de la escenificaci√≥n en el √°mbito literario de algunos de los temores mejor fundamentados de otro de los grandes protagonistas de la Polonia del siglo XX: Carol Wojtyła, que ya advirti√≥ de los peligros de la cultura posmoderna, lastrada por una profunda crisis de los valores m√°s espec√≠ficos de lo humano, dificultando el necesario progreso social que reclamaba la Polonia de los a√Īos 90. No obstante, no deja de percibirse en la generaci√≥n de escritores polacos que hoy tiene entre cuarenta y cincuenta a√Īos el influjo de su origen cultural y social, que se manifiesta en la necesidad de rescatar los aspectos m√°s √≠ntimos de su periplo vital e hist√≥rico, en una actitud que, sin renunciar a una deseada transformaci√≥n est√©tica, rehuye convertir la poes√≠a en un elogio de lo banal. As√≠, desde distintas perspectivas, escritores como Świetlicki (1961), cuya producci√≥n po√©tica consta de al menos cinco libros importantes y ha grabado discos con un grupo de rock, Marcin Sendecki (1967), Adam W√≠edemaimn (1967), Jacek Podsiadło (1964) o Maciej Melecki (1969) buscaron una mayor ¬ęrehumanizaci√≥n¬Ľ y expresividad en su obra por la v√≠a de la intensidad, la comunicaci√≥n y un realismo renovado.
Esta situación está muy bien reflejada en una entrevista que Adam Zagajewski concedió en abril de 2007 a la publicación electrónica
www.poesiadigital.es, en la que, además, se aprecia cómo la apertura a la voz de la tradición sin renegar de la renovación estética que emprendieron muchos autores nacidos en los sesenta, ha calado también en la generación de autores nacidos en los setenta:

¬ęPasando a hablar de los j√≥venes poetas polacos, creo que actualmente la creaci√≥n joven polaca disfruta de un ambiente muy vivo [...] Se puede analizar la situaci√≥n actual distinguiendo dos grupos por desgracia enfrentados. Por un lado, hay una generaci√≥n de gente de 40 √≥ 45 a√Īos que se sigue considerando generaci√≥n joven. Son un grupo de poetas que crearon su obra en oposici√≥n a la generaci√≥n mayor e incluso a mi propia poes√≠a y que tienen el punto de apoyo en la New School, con referentes como Ashbery y O`Hara. Frente a esta generaci√≥n, despu√©s de la Segunda Guerra Mundial han aparecido los grandes nombres de poetas polacos, como Szymborska, Tadeusz R√≥żewicz, Herbert, Wat... Ellos crearon una especie de escuela polaca de poes√≠a.
Sin embargo, yo no creo que deba haber una confrontaci√≥n. Estoy convencido de que lo que Miłosz llam√≥ la escuela de poes√≠a polaca es un lugar con una gran capacidad, donde esta generaci√≥n y tambi√©n las generaciones j√≥venes pueden sin problema alguno encontrar su sitio. Yo les entiendo perfectamente porque tienen la necesidad de hablar con otra voz, pero creo que su radicalidad no les conduce a nada [...] Se niegan a entender que lo que han creado los grandes poetas cuyos nombres he citado arriba (Szymborska, R√≥żewicz...) es un camino abierto hacia la gran continuidad de la poes√≠a polaca.
Me alegra comprobar c√≥mo los m√°s j√≥venes (la generaci√≥n que actualmente tiene treinta a√Īos) comienza lentamente a volver a escuchar la tradici√≥n, sin tratar de hacerla explotar por los aires. Es una vuelta que adem√°s no viene obligada, sino que se ha convertido en un efecto natural de la inercia de su propio camino.
¬Ľ

 

 BIBLIOGRAF√ćA



 

Anna Kamieńska: breve semblanza bio-bibliogr√°fica
por Antonio Benítez Burraco


Nacida en Krasnystaw (Polonia) en 1920, estudi√≥ Pedagog√≠a y Filolog√≠a Cl√°sica en la Universidad de Varsovia. Durante la II Guerra Mundial colabor√≥ como docente en el sistema educativo clandestino (Tajne komplety). Trabaj√≥ como redactora en las revistas Wieś, Nowa Kultura y Tw√≥rczość, aunque desarroll√≥, asimismo, una importante labor como traductora de lenguas eslavas modernas, entre ellas el ruso, el checo y el b√ļlgaro. Fue esposa del conocido poeta polaco de origen jud√≠o Jan Śpiewak (1908-1967). Falleci√≥ en Varsovia en 1986.

Junto con el conocido poeta y sacerdote Jan Twardowski, Anna Kamieńska constituye uno de los principales representantes de la poes√≠a de tema religioso que se escribe en Polonia en la segunda mitad del siglo XX, si bien en su obra, y a diferencia de lo sucedido en √©pocas anteriores, tiene cabida, asimismo, la cr√≠tica de las dificultades sociales, econ√≥micas y pol√≠ticas a las que debe enfrentarse el pa√≠s bajo el r√©gimen comunista. Desde el punto de vista estil√≠stico, la poes√≠a de esta autora se caracteriza por su sobriedad y su contenci√≥n formal, que busca deliberadamente la exclusi√≥n de cualquier artificio ret√≥rico, y que encuentra su sentido √ļltimo en un sentimiento de profunda humildad ante la belleza de la Creaci√≥n, la cual, al igual que la poes√≠a, se considera un don de Dios.

Entre las obras m√°s conocidas de Anna Kamieńska destacan Wychowanie [Comportamiento] (1949), O szczęściu [Sobre la felicidad] (1952), Bicie serca [Latido del coraz√≥n] (1954), Pod chmurami [Bajo las nubes] (1957), Woku ptaka [En el ojo del p√°jaro] (1959), Źr√≥dła [Manantiales] (1962), Odwołanie mitu [Revocaci√≥n del mito] (1967), Drugie szczęście Hioba [La segunda dicha de Job] (1974), Deszczowe lato [Verano de lluvia] (1980) y Dwie ciemności [Dos oscuridades] (1984).

.

  

Anna Kamieńska: poemas 
Traducción de Anna Sobieska y Antonio Benítez Burraco

 

Del poemario
Drugie szczęście Hioba
[La segunda dicha de Job]

(1974)

 

PROŚBA

Boże przywr√≥ć rzeczom blask utracony
oblecz morze w jego zwykłą wspaniałość
a lasy ubierz znowu w barwy rozmaite
zdejm z oczu popi√≥ł
oczyść język z piołunu
spuść czysty deszcz by zmieszał się ze łzami
nasi umarli niechaj śpią w zieleni
niech żal uparty nie wstrzymuje czasu
a żywym niechaj rosną serca od miłości

 PETICI√ďN

Se√Īor devuelve a las cosas su esplendor perdido
reviste al mar con su magnificencia de siempre
y vuelve a cubrir los bosques con sus variados colores
retira la ceniza de los ojos
limpia el amargor de las lenguas
haz caer agua pura que se mezcle con las l√°grimas
permite que nuestros muertos duerman en el verdor
que nuestro obstinado pesar no logre detener al tiempo
y que el corazón de los vivos florezca con el amor



STARE KOBIETY

Stare kobiety są młode
już wygojone ich żałoby
po tych co zmarli
po tych co żywi

Dopiero teraz umiałyby kochać
tak aby nic nie żądać w zamian

Dopiero teraz poprzez przezroczystość świata
widzą że b√≥l i radość są tym samym

Dopiero teraz mogłyby być dziećmi
z wiarą złożoną z ufności i pragnienia

Dopiero teraz umiałyby być piękne
pięknością zgasłej gwiazdy ziemi

Stare kobiety patrzą w lustro
To nie ja krzyczę z pomarszczonej sk√≥ry

Stare kobiety umierają
Prawdziwa młodość jest na końcu drogi

LAS MUJERES VIEJAS

Las mujeres viejas son jóvenes
curadas ya del duelo
por aquellos que murieron
por aquellos que a√ļn viven

Tan sólo ahora aprendieron ese modo de amar
que consiste en no pedir nada a cambio

Tan sólo ahora a través de la limpidez del mundo
han logrado ver que dolor y alegría son la misma cosa

Tan sólo ahora han llegado a ser criaturas
cuya fe est√° hecha de confianza y de deseo

Tan sólo ahora han sabido ser hermosas
con la belleza de una apagada estrella de tierra

Las mujeres viejas se miran en el espejo
√Čsa no soy yo grito desde mi piel arrugada

Las mujeres viejas mueren
La verdadera juventud se encuentra al final del camino




OCZEKIWANIE NA LIST

Znowu listonosz
przyni√≥sł torbę pełną
nie napisanych listów

Zawsze miałeś okropny charakter pisma
tym bardziej odkąd piszesz
deszczem wiatrem i chmurą

Więc w odpowiedzi
bardzo ci dziękuję
za wszystkie brakujące listy
za głos i za cisze
za pamięć i zapomnienie
za spotkanie i za rozłąkę
za jałmużnę odwiedzin we śnie

Jestem szczęśliwa
bo i tak wszystko
prowadzi mnie do ciebie

 ESPERANDO UNA CARTA 

Una vez m√°s el cartero
trajo una saca repleta
de cartas no escritas.

Tu letra siempre fue pésima
pero se ha vuelto peor desde que escribes
con lluvia con viento y con nubes

Por eso te respondo
d√°ndote las gracias
por todas las cartas que faltan
por tu voz y por tus silencios
por los recuerdos y por los olvidos
por los encuentros y por las separaciones
por la limosna de tus visitas en sue√Īos

Soy feliz
porque a pesar de todo
todo hacia ti me lleva.

 



Del poemario
Dwie ciemności
[Dos oscuridades]
(1984)

 


CZUWANIE

Nie po to dana ci bezsenność
abyś uciekał w chemię odrętwienia
lecz abyś przez osocze nocy
przenikał w każdą ciemność
wchodził przez mury więzień

do sal szpitalnych gdzie ktoś długo woła
byś czuwał przy umarłym
gdy rodzina zasnęła
przy tym kto płonie na stosie sumienia
przy rodzącej i przy umierającym
w jednym krzyku
czuwać ta łaska jest ci dana
abyś w ciemność modlitwy schodził
jak w jaskinię co jest szczytem
i tam najgłębiej w niewidzialnym centrum
zobaczył w błysku ten bok i tę ranę
i przypadł do nich sercem i ustami

EN VELA

No te concedieron el insomnio para eso
para que te evadieras con la química del sopor
sino para que atravesando el plasma de la noche
penetrases en cada oscuridad
cruzaras los muros de las c√°rceles

hasta alcanzar las salas de los hospitales
en las que hay quien llama desde hace mucho
para que velases junto al que ha muerto
cuando a la familia la vence el sue√Īo
junto a quien arde en la hoguera de su conciencia
junto a quien da a luz y junto a quien expira
dando un grito
estar en vela esa gracia te concedieron
para que descendieras a la oscuridad de la oración
como a una cueva que también es cumbre
y allí en lo más profundo en su centro invisible
vieras el destello de ese costado y de esa herida
y te arrojases sobre ellos con tu corazón y con tus labios




Ewa Lipska: breve semblanza bio-bibliogr√°fica
por Antonio Benítez Burraco


Poetisa polaca nacida en Cracovia en 1945, se formó en la Academia de Bellas Artes de su ciudad natal, aunque ha desarrollado su labor profesional en diversas revistas, periódicos y editoriales, como especialista en poesía. Entre 1991 y 2001 dirigió el Instituto Polaco de Viena.

Aunque siempre ha defendido su independencia como creadora, cronol√≥gicamente y tambi√©n en raz√≥n de los motivos predominantes en sus primeros poemas, Ewa Lipska forma parte de la denominada ¬ęgeneraci√≥n del 68¬Ľ, tambi√©n conocida como ¬ęNowa Fala¬Ľ [¬ęNueva Ola¬Ľ], a la que tambi√©n pertenecen poetas tan significativos como Stanisław Barańczak, Adam Zagajewski, Ryszard Krynicki o Julian Kornhauser. En estos poemas, que se inspiran en los acontecimientos m√°s cotidianos y en las emociones humanas m√°s corrientes, sin establecer nunca grandes generalizaciones, se busca, sobre todo, tratar de liberar al lenguaje de la servidumbre que le hab√≠a impuesto el r√©gimen comunista en tanto que herramienta al servicio de la propaganda ideol√≥gica. En estas primeras obras, esc√©pticas y parad√≥jicas, se ha querido ver la influencia de una poetisa de la talla de Wisława Szymborska. Por el contrario, en sus composiciones m√°s recientes se advierte una mayor complejidad conceptual y formal, que se traduce habitualmente en una profusi√≥n de complejas met√°foras (cuyos referentes suelen ser m√ļltiples y en ocasiones no f√°ciles de identificar) que se desenvuelven con frecuencia en un espacio on√≠rico o surrealista, que sugiere que la imaginaci√≥n es la √ļnica v√≠a de escape de un mundo plagado de peligros y de sufrimiento.

Ewa Lipska es autora de numerosos poemarios, entre los que destacan Wiersze [Versos] (1967), Drugi zbi√≥r wierszy [Segunda colecci√≥n de versos] (1970), Trzeci zbi√≥r wierszy [Tercera colecci√≥n de versos] (1972), Czwarty zbi√≥r wierszy [Cuarta colecci√≥n de versos] (1974), Piąty zbi√≥r wierszy [Quinta colecci√≥n de versos] (1978), Żywa śmierć [La muerte viva] (1979), Przechowalnia ciemności [Consigna de la oscuridad] (1985), Wakacje mizantropa [Las vacaciones del mis√°ntropo] (1993), Sklepy zoologiczne [Tiendas zool√≥gicas] (2002), Ja [Yo] (2003), Gdzie indziej [En otro lugar] (2006) y Drzazga [La astilla] (2006). Su √ļltimo t√≠tulo publicado es Pomarańcza Newtona [La naranja de Newton]. Su obra ha sido merecedora de numerosos premios literarios, destancando, entre otros, el Premio Kościelski (1973), el Premio del PEN Club Polaco (1992) y el Premio de la Fundaci√≥n Jurzykowski (1993). Sus versos han sido traducidos a diversas lenguas europeas, incluyendo el ingl√©s, el checo, el dan√©s, el holand√©s, el alem√°n y el h√ļngaro.

 

Ewa Lipska: poemas
Traducción de Anna Sobieska y Antonio Benítez Burraco

 

Del poemario
Drzazga
[La astilla]
(2006)

 



DRZAZGA

Lubię panią pisze do mnie dwudziestoletni poeta.
Początkujący cieśla sł√≥w.

Jego list pachnie tarcicą.
Jego muza drzemie jeszcze w r√≥żanym drewnie.

W literackim tartaku ambitny hałas.
Czeladnicy okładają łatwowierny język fornirem.

Przycinają nieśmiałe sklejki zdań.
Wystrugane heblem haiku.

Problemy zaczynają się
z wbitą w pamięć drzazgą.

Trudno ją wyjąć
jeszcze trudniej opisać.

Lecą wi√≥ry. Ogryzki anioł√≥w.
Pył do samego nieba.

LA ASTILLA 

Usted me gusta, me escribe un poeta de veinte a√Īos.
Biso√Īo carpintero de palabras.

Su carta huele a tablones.
Su musa a√ļn dormita en el palo de rosa.

En  la serrer√≠a de la literatura, un esforzado bullicio.
Los aprendices revisten de madera a la crédula lengua.

Van cortando los tímidos contrachapados de las oraciones.
Haiku tallado a cepillo.

Las dificultades aparecen
con esa astilla clavada en la memoria.

Es difícil arrancarla
y a√ļn m√°s dif√≠cil describirla.

Vuelan las virutas. Mondaduras de √°ngeles.
Polvo hasta el mismo cielo.


 

JA ‚Äď ONI

Podziwiam was
kiedy przekraczacie szybkość
i mkniecie jak depesza
jednokierunkową historią.

Rumieni się wasz
pełnoletni kabriolet.
Czerwona kula losu.

A ja
holowana przez zdyszaną ciężar√≥wkę
macham do was testamentem
w kt√≥rym zapisuję wam
zapasową rzeczywistość.

A wy
wypełnieni po brzegi młodością
wyprzedzacie mnie na cały głos
zagłuszając arytmię silnika
i zużyty puls opon.

YO - ELLOS

Siento admiración por vosotros,
que transmitís velocidad,
que vol√°is cual telegrama
por la v√≠a de sentido √ļnico de la Historia.

Se sonroja vuestro
descapotable mayor de edad.
Roja bala del destino.

Yo, en cambio,
remolcada por un camión que resuella,
os hago se√Īas agitando el testamento
por el que os lego
una realidad de recambio.

Mas vosotros,
llenos hasta los topes de juventud,
me dej√°is atr√°s a todo volumen,
ahogando la arritmia del motor
y el fatigado pulso de los neum√°ticos.


 

 

 
Del poemario
Pomarańcza Newtona
[La naranja de Newton]
(2007)

 


CORAZ DALEJ

Rzucam przed siebie kilometry.
Kości do gry.
Przedłużam iluzję.

Na poboczach wstawiam lustra złudzeń.
Miraże wiecznego pomysłu.

Dalej. Dalej. Coraz dalej.
Przelewam swoje życie
na konta nowych miast.

Mijam dadaistyczne granice.
Karuzele wielojęzycznych nocy.

Coraz dalej od zachrypniętych stagnacji.
Nieruchomej prawdy doświadczenia.
Bezruchu psa.

Na mijanych reklamach
czytam po grecku polskie słowa
i śmieję się w głos.

Coraz dalej
jest coraz bliżej
mnie.

 CADA VEZ M√ĀS LEJOS

Arrojo ante mí kilómetros.
Dados para una partida.
Prolongo la ilusión.

En los arcenes coloco espejos de quimeras.
Espejismos de una idea eterna.

M√°s lejos. M√°s lejos. Cada vez m√°s lejos.
Transfiero mi vida
a la cuenta de nuevas ciudades.

Atravieso fronteras dadaístas.
Tiovivos de noches políglotas.

Cada vez m√°s lejos de anquilosamientos sin voz.
De la inmóvil verdad de la experiencia.
De la inercia perruna.

En los anuncios que voy dejando atr√°s,
leo palabras polacas escritas en griego
y me río a carcajadas.

Cada vez m√°s lejos
viene a ser cada vez m√°s cerca
de mí misma.

 


POMARAŃCZA NEWTONA
      POCHODZENIE

My właśnie jesteśmy.

Leżymy w białym ogniu
korzystając z rezerwowej miłości.

Polujemy na ciąg dalszy.

Obok huczy pralka
wagnerowskich tenorów.
Wiruje chór piany.

Podczas wstępnego prania
białe skarpetki anioła.

Zamglone jedwabie bielizny.
Fakty lnu.

Intrygują ambitne energie słoneczne.
Oszczędne wiatraki Don Kichota.
Miłosny reaktor atomowy.

Nasz kraj ze strony matki
należy do Wschodu.

Na nizinach szorstkie
sukno munduru.
Salon na peryferiach.

Po ojcu Europa
i kosmetyczny pakt.
Wygładzanie zmarszczek.

Jesteśmy na wysokości Sokratesa.
Przepływamy przez Achmatową.

Mijają nas narciarze
z mroźnej jednoakt√≥wki.

Kontrabas szarpie strunę.
Uderza w czuły ton.

Oni już byli.
My właśnie jesteśmy.
Wy dopiero będziecie.


B√≥g wypłaca z automatu zło.

Kołysze się pomarańcza Newtona.
Lekko kwaśny smak.

LA NARANJA DE NEWTON: EL ORIGEN 

Nosotros somos en este preciso instante.

Yacemos sobre un fuego blanco
merced a un amor de repuesto.

Andamos a la caza de una continuación.

Cerca, retumba la lavadora
de los tenores wagnerianos.
Se arremolina el coro de la espuma.

Durante el prelavado,
blancos calcetines angelicales.

Sedas nebulosas de la ropa blanca.
Hechos tejidos en lino.

Intrigan las ambiciosas energías del sol.
Los ahorrativos molinos de Don Quijote.
Los amorosos reactores nucleares.

Por parte de madre, nuestro país
pertenece al Este.

Sobre las llanuras, el √°spero
pa√Īo de los uniformes.
Un salón en la periferia.

Por parte de padre, a Europa
y al pacto cosmético.
Planchado de arrugas.

Nos hallamos a la altura de Sócrates.
Cruzamos a nado en pos de Ajm√°tova.

Nos dejan atr√°s los esquiadores
de la glacial pieza en un sólo acto.

El contrabajo pulsa con fuerza su cuerda.
Acomete un tono tierno.

Ellos ya fueron.
Nosotros somos en este preciso instante.
Vosotros apenas si est√°is empezando a ser.

Dios paga el mal desde un cajero autom√°tico.

Se balancea la naranja de Newton.
De sabor ligeramente agrio.


contacto
www.ibioculus.com | © 2008