Donde hay amor, hay visión (Ubi amor, ibi oculus) - Ricardo de San Víctor



buscador números anteriores
poético mundo
Poesía italiana: Mapas colombianos (Alessio Brandolini)
Comparte esta página de IbiOculus

Alessio Brandolini: Reseña bio-bibliográfica
Mapas colombianos: Notas de Romero
Selección de poemas de Mapas colombianos (Mappe colombiane). Trad. Marta Canfield



Imágen de cubierta
Alejandro Obregón, El nacimento de los Andes
 
 


Alessio Brandolini: Reseña bio-bibliográfica



 

Alessio Brandolini, nació en Frascati, localidad cercana a Roma, en 1958. Graduado en Letras Modernas, en la actualidad trabaja en el Senado de la República Italiana. Sus primeros pasos como poeta los dio en 1989, en la revista Galleria, dirigida por Leonardo Sciascia. Desde entonces ha alumbrado una considerable obra poética, por la que ha recibido, entre otros, los premios Eugenio Montale y Alfonso Gatto, que ha sido traducida al francés, español, esloveno, inglés, albanés, portugués, habiendo aparecido integramente en lengua castellana su poemario Poesie della terra, con traducción de  Martha Canfield (Poemas de la tierra, 2004). En 2006 dio origen a la revista Web Fili d´aquilone, revista de «imágenes, ideas y Poesía», que también dirige. A su vez, es redactor de la página Web cultural Fabruaria, de la publicación Almanacco del Ramo d´Oro (cuatrimestral de poesía y cultura), y colabora con la revista mensual L´Indice. Organizador habitual de lecturas y encuentros literarios, principalmente con el grupo I libri in testa, ha participado en los festivales internacionales de poesía de Medellín (Colombia, 2004), El Salvador (2005) y Tetova (Macedonia, 2005), y forma parte del jurado del Premio internazionale di poesia Pier Paolo Pasolini. Su obra ha merecido la atención del grupo musical Deli Trio, que ha creado varias canciones con letras de poemas suyos; y ha sido recogida en diversas antologías y revistas italianas y extranjeras, a las que se suman la española Cuadernos del matemático. Sus obras en libro son:

POESÍA

  • Mappe colombiane, LietoColle, Faloppio (Como), 2007 (prefazione di Armando Romero)
    Il male inconsapevole, Il Ramo d´Oro Editore, Trieste, 2005.
  • Poesie della terra, LietoColle, Faloppio (Como), 2004 (prefazione di Mario Santagostini). Poemas de la tierra, traduzione e cura di Martha Canfield, LietoColle, Faloppio (Como), 2004.
  • Divisori orientali, Manni, Lecce, 2002 (Premio «Alfonso Gatto Opera Prima»). La frontiera delle ginestre (Forum - Quinta generazione, 1985).
  • L´alba a piazza Navona (silloge di quindici poesie), in 7 poeti del Premio Montale, Scheiwiller, Milano, 1992 (Premio «Eugenio Montale - sezione inediti») O les invalides (N.c.e. 1988)

PROSA

  • A quattro zampe (racconto), nella sezione "E-book" del sito orvietonews.it, 19 febbraio 2006.
  • L´amore non è mai inutile (racconto), in I Racconti di Sabaudia, Baldini Castoldi Dalai, Milano, 2004.
     

Puede consultar esta información de forma más detallada, así como leer algunos de los poemas de sus libros anteriores traducidos al castellano, en la página Web www.alessiobrandolini.it 

 

Mapas colombianos: Notas de Armando Romero

Reproducimos a continuación algunas de las notas de presentación que preceden a la edición italiana de Mappe comlombiane:

«A veces me sorprende la mañana pensando en la poesía, ese ser de palabras que inventa nuestra juventud y nos acompaña por el resto de los días. Trabajar el aire, dialogar con el espíritu de las aguas, conjugarse en el uno de la tierra, dar luz al poema: he ahí la aproximación, el intento. Construir puentes donde sólo hay abismos, abrir abismos para que caigan los puentes. Extraño el camino del poeta, abocado al peligro así como al asombro. Hoy, esta reflexión de los días se ahonda al abrir las páginas de Mappe colombiane, el hermoso libro de Alessio Brandolini, el cual nos aclara que si el viaje de la poesía tiene un comienzo está en el sueño, aunque su realidad esté en el ir del camino. [...]
Pero el viaje no es ir sino venir a la vez, entonces ¿cuál es el viaje hacia atrás de que nos habla Alessio en sus primeros versos? Quizás sea que al otro lado del mar está presente lo que para el poeta es pasado, presencia y ausencia. En las antípodas está nuestro rostro, es necesario advertir, ese que fuimos o seremos. Porque la poesía de Alessio Brandolini está sembrada en la tierra, y más que árbol busca ser raíz. Así, el sueño deviene realidad al otro lado del mundo. En esta búsqueda de esencias la geografía no es local, es universal, ya que está centrada en lo humano, en ese ser y estar de la tierra.
[...] En Colombia todo está por hacerse, y por lo tanto podemos llevarnos el país bajo el brazo y construir la metáfora de eso que es a la distancia. Así lo ha hecho Alessio, gracias a su oficio mayor de creador, con la fuerza y profundidad de sus bellos e inquietantes poemas. [...]
Disolverse en el paisaje, he allí la tentación y el gozo del poeta y su poesía. [...] Es la idea de comunión, o tal vez de transubstanciación la que prevalece, ya que al plasmar así ese paisaje trascendido, el poeta alcanza la clara dirección del otro ser que es él mismo, a la vez que afirma la realidad de esa tierra colombiana que se apodera de fondo y superficie en sus poemas.
[...]
El recuerdo como descubrimiento, el hallazgo de lo inesperado como recuerdo, confluencia de sonidos y silencios, la poesía de Brandolini está en una escala mayor, y no importa la brevedad de sus versos, siempre nos dan la nota más alta, ya que están hechos de una fibra elemental, sembrada en lo profundo, así como la raíz de esos altos árboles, delgados y cimbreantes, que con sus hojas tocan los cielos.»
 

 

Selección de poemas de Mapas colombianos (Mappe colombiane)
Traducción de Martha Canfield


Stefano Cardinali, Tra-me (disegno a china) 

 

 

Nel tuo sguardo non c’è una storia
solo il sogno che brucia e si fa carne
lento respiro e poi, all’alba
o a notte fonda
intenso desiderio che ci avvolge
o colpisce, e senza pietà ci strozza.

Dalla chitarra arriva
un suono dolce
fuso al respiro
degli alberi giganti
al chiasso della roccia
che frana nella valle
accompagna la voce
scava nella memoria
rimette assieme
i cocci del ricordo.

È il rosso sangue
della vita che si versa
nelle cavità originarie.
Degli occhi, del corpo.

 En tu mirada no hay ninguna historia
sino el sueño que arde y se hace carne
lenta respiración y luego, al amanecer
o en la alta noche
el deseo intenso que nos abraza
o nos asalta, sin piedad nos sofoca.

De la guitarra llega
un sonido dulce
que se funde con el aliento
de los árboles gigantes
con el ruido de la roca
que se desploma en el valle
acompaña la voz
excava en la memoria
vuelve a juntar
pedazos de recuerdos.

Es el color rojo-sangre
de la vida que se vuelca
en las cavidades originales.
De los ojos, del cuerpo.




 

 Da ieri ti avanzo un ricordo
una variazione di marcia
di peso e di percorso
il duro scontro
avvenuto in mare aperto
un frammento di casa
una virgola fuori posto
divenuta nelle tue mani
calce viva, essenza argillosa.

Ora un corpo si tuffa nell’oceano
entra nell’onda e la lingua si stira
affronta il fiume nell’acqua salata.

Un gradino più sotto
incantato dal passo
sicuro delle donne
dal picco delle Ande, dal sasso
levigato che tre volte rimbalza
sulla superficie azzurra del lago.

 Desde ayer te debo un recuerdo
un cambio de ruta
de peso y recorrido
el grave choque
ocurrido en alta mar
un fragmento de casa
una coma fuera de lugar
transformada en tus manos
en cal viva, esencia de arcilla.

Ahora un cuerpo se zambulle en el océano
entra en la ola y la lengua se estira
afronta el río en el agua salada.

Un escalón más abajo
encantado por el paso
seguro de las mujeres
la cima de los Andes, la piedra
pulida que tres veces rebota
sobre la superficie azul del lago.


 

 Oggi i lacci del sole
vicino alle tre chiese
riparano dal freddo
nascondono le pene.

Oggi la piazza
è la mano gigante
che riceve i turisti
li sfiora, li riscalda.

Sulla vetta più alta
mi siedo e aspetto
un incontro più vero
un dialogo più fitto.

Hoy las cintas del sol
cerca de las tres iglesias
protegen del frío
ocultan las penas.

Hoy la plaza
es la mano gigante
que recibe a los turistas
los roza, los calienta.

En la cima más alta
me siento y espero
un encuentro más cierto
un diálogo más intenso.





 Nella corteccia
più dura del corpo
incido tutti i nomi
delle piante e dei fiori.

Qui puoi trovarne
un numero infinito
e infinito è il numero
dei messaggi inviati.

Riuscire a farli nostri
è tutt’altro discorso.

 En la corteza
más dura del cuerpo
grabo todos los nombres
de las plantas y las flores.

Aquí puedes encontrarlos
en cantidades infinitas
como infinito es el número
de los mensajes enviados.

Conseguir que sean nuestros
eso ya es otra cosa.






 

 Ho perso dalla testa
un migliaio di capelli.
Me li ritrovo in mano
sparsi sul collo
lì, dove sono
le tante cicatrici
di uno scavo profondo.

Ho un insensato groviglio
di tendini e nervi che blocca
         le ruote
         il motore
         il manubrio
paralizza persino i muscoli
delle gambe e delle braccia.

Però non posso
starmene assente
ad osservare il sole
che ci precipita
in un cerchio di calce
nella stilla d’inchiostro.

La vita non la trovi
dall’altra parte della strada.
In fondo al lago, in un fosso.

 Se me han ido de la cabeza
miles de cabellos.
Me los encuentro en la mano
esparcidos por el cuello
ahí donde están
las muchas cicatrices
de una herida profunda.

Tengo un enredo insensato
de tendones y nervios que detiene
     las ruedas
     el motor
     el manubrio
paraliza incluso los músculos
de las piernas y de los brazos.

Pero no puedo
permanecer ausente
observando el sol
que nos arroja
en un círculo de cal
en la gota de tinta.

La vida no la encuentras
del otro lado de la calle.
En el fondo del lago, en un foso.


 



 Prima c’era il mare
che era lo spirito
di tutto quello
che sarebbe accaduto
dava cibo al nostro pensiero
sosteneva la futura memoria.

Ora la luce ci guarda in silenzio
ci narra i fatti d’una nuova storia.

 Antes estaba el mar
que era el espíritu
de todo aquello
que tenía que ocurrir
alimentaba nuestro pensamiento
sostenía la futura memoria.

Ahora la luz nos mira en silencio
nos cuenta los hechos de una nueva historia.


 



contacto
www.ibioculus.com | © 2008