Temo que no nos libramos de Dios, porque creemos todavía en la gramática - Friedrich Nietzsche



buscador n√ļmeros anteriores
ibis
Ibi f√°bula
A cargo de Blanca √Ālvarez de Toledo
Comparte esta pŠgina de IbiOculus


FOTO: Luis Ruiz del √Ārbol, 2008

Como estética de la brevedad, y por sus relaciones con la poesía, nos hacemos eco aquí de algunos cuentos de autores actuales. Para presentarlos, nada mejor que la voz autorizada de tres grandes maestros del género:

 

¬ęUn cuento es significativo cuando quiebra sus propios l√≠mites con esa explosi√≥n de energ√≠a espiritual que ilumina bruscamente algo que va mucho m√°s all√° de la peque√Īa y a veces miserable an√©cdota que cuenta (‚Ķ) Todo cuento perdurable es como la semilla donde est√° durmiendo el √°rbol gigantesco. Este √°rbol crecer√° en nosotros, dar√° su sombra en nuestra memoria¬Ľ

 

Julio Cort√°zar

 

 

 

¬ęEs probablemente una acci√≥n, un gesto del personaje diferente al resto de los gestos y acciones de la historia, el que se√Īala d√≥nde descansa el coraz√≥n del relato. Debe ser una acci√≥n o un gesto totalmente correcto y, al mismo tiempo, totalmente inesperado; debe atravesar al personaje y estar m√°s all√° de √©l; debe sugerir, a la vez, el mundo y la eternidad (‚Ķ) Debe ser un gesto que de alg√ļn modo est√© en contacto con el misterio¬Ľ

 

Flannery O¬īConnor

 

 

 

¬ęY √©sta es siempre la est√©tica del relato, tenga media o mil p√°ginas, y se denomine como se denomine: la est√©tica de lo peque√Īo y fragmentario, particular y cotidiano ‚Äďsin la mentira del argumento, dir√≠a Joyce‚Äď, lo visto y o√≠do, o ya contado pero que nos concierne en cuanto hombres, porque es hermoso y terrible, o lleno de alegr√≠a y todav√≠a no existe. Porque es memoria de hombre que muri√≥ bajo el l√°tigo o en la esperanza y su vida est√° inconclusa, exigiendo la compensaci√≥n √©tica de su narraci√≥n¬Ľ

 

José Jiménez Lozano

contacto
www.ibioculus.com | © 2008