Temo que no nos libramos de Dios, porque creemos todavía en la gramática - Friedrich Nietzsche



buscador nĂşmeros anteriores
poético mundo
PoesĂ­a anglo-iranĂ­: Zoom Mimi Khalvati
Textos y traducciones de Miguel Ferrando
Comparte esta página de IbiOculus


Mimi Khalvati, reseña Bio-Bibliográfica

 


FUENTE:
www.poetrypf.co.uk

Nacida en la Teherán en 1944, Mimi Khalvati creció en la Isla de Wigth, Gran Bretaña, se educó en un colegio interno desde los seis años y estudió en el London Drama Centre. Trabajó como actriz y directora escénica en Inglaterra e Irán. Una de las muchas iniciativas en las que se vio implicada fue la de fundar una compañía teatral de mujeres.

Su poesía comenzó a surgir en los primeros años de vida familiar, combinando maternidad, nostalgias, y un decidido gusto por las formas clásicas, principalmente árabes. Gacelas y rubiayats impregnarán su obra lírica, estableciéndose como poeta originalísima e indispensable en las letras británicas.

Ese decidido interés por la forma poética se desarrolla ya en su primer poemario importante, White Ink (Tinta blanca), esa «buena leche materna» como tinta blanca. Declara Mimi no estar tan interesada en el objeto de la obra, como en la forma que le llevará hasta él. Paradójicamente, los asuntos poéticos ganan en profundidad, su universo poético se mueve por descripciones físicas de objetos y lugares, retratos de infancias, amor, familia, vínculos que se deshacen o nostalgias que florecen, toques sutiles de inmanencia, verdades escondidas que algunas pocas veces se abren como piedras de Rosetta de su entramado poético.

En su segundo poemario, Mirror Work (Trabajo de espejos), utiliza los mosaicos de espejos tan característicos de la artesanía árabe, para especular en verso libre acerca de casi todo: asuntos domésticos, naturaleza, vida o memoria, etc.

En Entries of Light (Entradas de Luz) se ejercita en meditaciones sobre la luz; una nueva manera de liberar su poesĂ­a, acelerar el proceso de escritura y acabar considerándola «right in the centre» («justo en el centro») de todo.  

Mimi viajó a Teherán a los 19 años, sólo entonces aprendió a hablar el Farsi, la poeta no se puede considerar a sí misma como Persa, de hecho nunca dejó de hablar el Farsi con acento inglés. No obstante, resulta indudable que el lirismo de Khalvati bebe de las profundas corrientes de la poesía árabe, antigua y moderna, de sus místicos, de sus tradiciones. Al mismo tiempo su poesía está concebida en el seno de la vanguardia anglosajona, y es deudora de los clásicos de nuestra cultura europea. Khalvati es intimista y sorprendente, su obra aporta una visión franca y contemporánea del lirismo persa, y una cierta nostalgia occidental por sus luces, sus tempos o sus milagros.
   
The Meanest Flower ( La más humilde Flor), William Wordsworth, (Inglaterra 1770-1850) escribiĂł:  «Para mĂ­, la más humilde flor que se abre puede ofrecer  / Pensamientos que a menudo yacen demasiado profundos para las lágrimas». Es un fluir de naturalezas y cotidianeidades narradas con embriagadora calma, un acercamiento  a la melancolĂ­a mediterránea, un regusto lorquiano por los tonos indefinidos «Middle Tone», (donde ella expresamente cita al poeta granadino). Como un extraño susurro de verano a travĂ©s de gacelas, sonetos, versos libres... Seis de las gacelas y un largo poema en versos libres fueron escritos en AlmĂ ssera, Alicante. En ellos revela una España luminosa, lenta y antigua, una ensoñaciĂłn de paisajes y gentes que parecen a punto de extinguirse, perviviendo sĂłlo por algĂşn antojo de los dioses.

Las traducciones que aquí se presentan constituyen las primeras publicadas de esta autora en castellano. Para llevarlas a cabo he intentado mantener las estrofas clásicas persas con su ritmo y rima en la medida de lo posible, compatibilizándolas con las peculiaridades de la autora y de nuestro idioma español, más cercano, quizás, que el inglés, en tradición y fonética a la lírica árabe.

Publicaciones          

• The Meanest Flower (Carcanet, 2007)
• The Chine (Carcanet, 2002)
• Selected Poems (Carcanet, 2000)
• Entries of Light (Carcanet, 1997)
• Mirrorwork (Carcanet, 1995)
• In White Ink (Carcanet. 1991)
• Pamphlets: Come fanno le ombre (Sciacia editore, 2006)

 


 


Sobre el traductor, Miguel Ferrando

Miguel Ferrando nació en Valencia, estudió derecho en su universidad, y música en el Conservatorio Superior, trasladándose posteriormente a Londres, donde se licenció en el Trinity College of Music. Tomó parte en numerosos recitales y representaciones escénicas en Gran Bretaña, España, Francia o Grecia, y realizó colaboraciones en revistas artísticas. Hoy en día reside en Madrid, donde desempeña su actividad musical en la enseñanza y en la interpretación vocal para los más importantes teatros de España, a la vez que desarrolla una importante labor de divulgación poética y liederística. Ha escrito varios poemarios como Las soledades del Monstruo o Iliria, libros de relatos como Cuentos para niños decostruidos, y la novela Arrebato y Triunfo de Paco Pomares.

 


 


Selección poética

Del poemario
White Ink
[Tinta blanca]

(1991)

RUBAIYAT    
for Telejune

Beyond the view of crossroads ringed with breath
her bed appears, the old-rose covers death
has smoothed and stilled; her fingers inert,
her nail-file lies beside her in its sheath.
     
The morning´s work over, her final chore
was breaking up sugar just before
siesta, sifting crosslegged on the carpet,
her slippers lying neatly by the door.
     
The image of the room behind the pane.
thoug lost as the winding road shifts its plane,
returns on every straihth, like signatures
we trace on glass, forget and find again.
    
have inherited her tools: her anvil,
her axe, her old scrolled mat, but not her skill;
and who would choose to chip at sugar-blocks
when sugar-cubes are boxed beside the till?

The secent of liliacs from the road reminds me
of my own garden: a neighbouring tree
grows near the fence. At nigth its clusters loom
like lantern-moons I gather up like jasmine

I don´t mind that the lilac´s roots aren´t mine.
Its boughs are, and its blooms. It curves its spine
towards my soil and litters it with dying
Stars: deadheads I gather up like jasmine.
 
My grandmother would rise and take my arm
then sifting through the petals in her palm
Would place in mine the whitest of them all:
 â€śSalaam, dokhtare-mahe-man, salaam! “       
“Salaam, my daughter-lovely-as- the-moon!”
Would that the World could see me, Telejune,
through your eyes. Or that I could see a world
that takes such care to lend what fades so soon



RUBAIYAT
 
A Telejune                 

Más allá de esa visión de esquinas de aliento rodeadas
se veĂ­a su cama, la antigua rosa que su muerte tapaba
suavizando y aquietando, sus dedos  inertes, 
sus limas de uñas a un lado en su estuche guardadas. 

 AcabĂł el trabajo matutino, su tarea postrera
fue machacar el azĂşcar justo a la espera
de la siesta, sentada en la alfombra, sus piernas cruzadas,
las zapatillas junto a la puerta bien dispuestas.
      
La imagen tras el cristal de su alcoba,
aunque se pierda como en el camino tortuoso que se dobla,
y devuelve su visiĂłn en cada recta, como signos
que trazamos en el vidrio, que se olvidan y recobran.  

Yo heredé sus herramientas: heredé su yunque,
su hacha su alfombrilla vieja, su destreza nunca pude;
¿Quién querrá desmenuzar bloques de azúcar
cuando al lado de la caja hay pilas de terrones dulces?
      
El aroma de las lilas del camino me recuerda
el jardĂ­n que yo tengo, a la orilla de la cerca
crece un árbol vecinal. De noche lucen sus piñas
como lámparas de luna, fantasmales, blancas perla.    

No importa que yo no tenga la raĂ­z de esa lila,
tengo sus ramas sus flores. Cuando su tallo se inclina
hacia mi suelo y lo abona con estrellas
moribundas: polizones cual jazmĂ­n en mis manos recogidas.
      
Mi abuela se levantarĂ­a y de mi brazo agarrada,
repasando los pétalos en su abierta palma
depositaría el más blanco de todos en la mía:
«Salaam, dokhtare-mahe-man, salaam!
»
«¡Salaam, mi hija-adorada-como-la-luna!»
¡Ojala el mundo me viese, Telejuna,
con tus ojos! Ojala yo pudiese ver un mundo
que ama tanto ofrecer lo que tan pronto se esfuma.

* Rubaiyat  es una forma poĂ©tica árabe, literalmente significa colecciĂłn de cuartetos y frecuentemente utiliza  la rima AABA.

 

Del poemario
Mirrorwork
[Bordado de espejos]
(1995)
 

 

 

 GHAZEL*                                                               

If I´m the grass and you the breeze, blow through me.
If I am the rose and you are the bird , then woo me.

If you are the rhyme and I the refrain, don´t hang 
on my lips, come and I´ll come too when you cue me.

If yours is the iron fist in the velvet glove
when arrow flies, the Heart is pierced, tattoo me.  

If mine is the venomous tongue, the serpent´s tail, 
charmer, use charm, weave a spell an subdue me.

If I am the laurel leaf in your crown, you are
the arms around my bark, armas that never knew me.

Oh would that I were bark ¡ So old and still in leaf
And you, dropping in my shade, dew to bedew me!

What shape should I take to marry your own, have you
- hawk to my shadow, moth to my flame - pursue me?

If I rise in the east as you die in the best,
die for my sake, my love, every night renew me.

If, when it ends, we are just good friends, be my
                                                                      [Friend,
muse, lover and guide, Shamsuddin to my Rumi.

Be heaven and earth to me and I´ll be twice the me
I am,  if only half the World you are to me.

GACELA    

Si yo soy la hierba y tĂş eres la brisa, sopla entre mĂ­.
Si yo soy la rosa y tĂş eres el ave cortĂ©jame a mĂ­.   

Si tĂş eres la rima y yo el estribillo, no sigas colgando
en mis labios, ven y yo irĂ©, inspĂ­rame a mĂ­.       

Si eres dueño de un puño de acero en el guante de  
                                                                       [seda
cuando vuelen las flechas, mi corazĂłn está hendido, 
                                                            [tatĂşame a mĂ­

Si mĂ­a es la lengua que envenena, la cola de  
                                                        [serpiente,
es la que encanta, usa su encanto, agita su hechizo 
                                                      [domĂ­name a mĂ­.

Si yo soy la hoja del laurel en tu corona, tĂş eres 
los brazos que rodean mi tronco, brazos que nunca me
                                                           [conocieron a mĂ­.

¡Oh si fuera corteza del árbol! Tan vieja y con hojas.
Y tĂş cayendo en mi umbrĂ­a, sĂ© rocĂ­o para rociarme a 
                                                                           [mĂ­.    

¿Qué forma he de tomar por maridar la tuya, tú
-halcĂłn de mi sombra, polilla de mi llama- me has 
                                                   [perseguido a mĂ­?      

Si yo me alzo en el Este y tĂş mueres al Oeste,
muere por mĂ­, mi amor, cada noche renovándome a  
                                                                            [mĂ­.

Si, cuando esto termine, somos buenos amigos, 
                                                      [sĂ© mi Amigo,
mi musa, mi amante y mi guĂ­a, sĂ© la Shamsuddin de 
                                                     [mi propio RumĂ­.     

SĂ© cielo sĂ© tierra por mĂ­ y yo serĂ© el doble del mĂ­ 
que yo soy, si solo la mitad del mundo fueses tĂş para  
                                                                             [mĂ­
.

* Gacela: estrofa poĂ©tica originada en el siglo VII en Arabia, encabezada por un pareado cuya rima se repite en todos sus versos impares,  a menudo con una palabra final repetida en esos veros.

 

Del poemario
Selected Poems
[Poemas escogidos]

(2000)





COMA

Mr Khalvati? Larger than life he was;
too large to die so they wired him up on a bed.
Small as a soul he is on the mountain ledge.
 
Lids gone thin as a babe´s. If it´s mist he sees
it´s no mist he knows by name. Can you hear me,
Mr Khalvati? Larger than life he was

and the death he dies large as the hands that once
drowned mine and the SALT of his laugh in the wave.
Small as a soul he is on the mountain ledge.
 
Can you squeeze my hand? (Ach! Where are the hands
I held in mine to pull me back to the baize?)
Mr Khalvati? Larger than life he was 
  
with these outstretched hands that squeezing squeeze
thin air. Wired he is, tired he is and there,
small as a soul he is  on the mountain ledge. 

No nudging him out of the nest. No one to help him
fall or fly, there´s no comino back to the baize.
Mr Khalvati? Larger than life he was.
Small as a soul he is on the mountain ledge.

COMA             

¿Sr. Khalvati? Fue más grande que la vida;
demasiado grande para morir, le tuvieron que atar a un
                                                                                 [lecho.
Pequeño como un alma al borde de la montaña.                   

Párpados finos, como de un bebé. Mira a su niebla
a su no niebla conoce por el nombre. ÂżMe puedes oĂ­r,
Sr. Khalvati? Era más grande que la vida

y la muerte que Ă©l muere es grande como las manos
                                                                       [que un dĂ­a
ahogaron las mĂ­as y la sal de su risa en la ola.
Pequeño como un alma al borde de la montaña.
  
¿Puedes apretar mi mano? (¡Ah! ¿Dónde están las manos
que yo agarré con la mía para impulsarme de vuelta al
                                                                             [ juego?)
ÂżSr. Khalvati?  Era más grande que la vida.
                  
Con aquellas manos extendidas exprimiendo el exprimido
aire tan fino. Atado está, cansado está y allí,
pequeño como un alma al borde de la montaña.
                       
No le echan a codazos del nido. Nadie le ayuda
a caer o a volar, no hay vuelta al juego.
¿Sr. Khalvati? Era más grande que la vida.
Pequeño como un alma al borde de la montaña.

 

Del poemario
The Chine
[El desfiladero]
 (2002)





MAHOUT

We trust each our ouwn
till our own elephant kills us.
The attendannts holding the silk umbrellas. 
     
The one who plies the fan
of peacock feathers, the man
with the flyswatter of yaktails.

You cannot cheat on the amount of oil
poured in the lamps, for an elephant
Hill always honour the pace of the ritual.

Nor is the elephant’s love less manifest.
He Hill insert his trunk, like hand,
inside your garments and caress your breast.

He will follow, with his mate,
the ondulations in B minor of the Iphigenia in Tauris
or, on solo basoon, Oh my Tender Musette

And the cow will stroke him with her long 
and flexible member befote bringing
it back upon herself, pressing its finger

first in her mouth, then in his ear
While over their transports, whistling fire,
the harmony of two human voices

falls like summer rain.
Meat taht walks like a mountain
among giant flowers, huge nettles and lobelia.

Child, don´t be afraid.
The circle of nine precious stones
is never absent from his forhead.

MAHOUT
 
Confiamos cada uno en nuestro propio elefante
hasta que nuestro propio elefante nos mata.  
Los asistentes sostienen sus sombrillas de seda, 
       
el que agita el abanico   
de plumas de pavo real, el hombre   
con el matamoscas de cola de yak. 
        
No puedes escamotear la cantidad de aceite
vertido en la lámpara, porque un elefante
siempre honrará la cadencia del rito.  
       
El amor del elefante no estará menos manifiesto.
Introducirá su trompa, como una mano,   
dentro de tu vestido y acariciará tus pechos. 
     
Seguirá, después, con su compañera,
las modulaciones en Si menor de Ifigenia en Tauride,
o, sobre un solo de fagot, Oh my Tender Musette, 
       
Y la hembra le acariciará con su largo
y flexible miembro antes de atraerlo
de nuevo hacia sĂ­ misma, poniendo el dedo  
      
primero en su boca, después en la oreja de él
En sus transportes, silbando fuego,
la armonĂ­a de dos voces humanas  
    
cae como lluvia de verano.
Carne que camina como una montaña
entre flores gigantes, ente ortigas enormes y lobelia.
    
Niño, no te asustes.
El cĂ­rculo de nueve piedras preciosas
nunca se ausenta de su frente.

 

Del poemario
The meanest flower 
[La flor más humilde]
 (2007)





GHAZEL
At Hafiz’s way*
 
However large earth´s garden, mine´s enough   
one rose and the shade of a vine´s enough  

I don´t want more wealth. I don´t need more dross 
the grape has its bloom and it shines enough  

Why ask for the moon? The moon is in your cup,  
a beggar, a tramp, for whom wine´s enough 
   
Look at the stream as  it winds out of sight  
one glance, one glimpse of a chine´s enough.  

Like the sun in bazaars, streaming in shafts,  
any slants on the grand design´s enough   
  
When you´re here, my love, what more could I want?
Just mentioning love in a line´s enough.    

Heaven can wait. To have found, heaven knows.  
a bed and a roof so divine´s enough   

I´ve no grounds for complaint. As Hafez says,  
isn´t a ghazal that he signs enough?

GACELA     
Al modo de Hafiz   
            
Por grande que sea el jardĂ­n de la tierra, el mĂ­o es bastante.
Una rosa y la sombra en la vid son bastante. 
             
No pretendo más riquezas no requiero más escombros.
La uva ya tiene flores y esas brillan bastante.  
     
¿Por qué indagar por la luna? Está la luna en tu taza,
un mendigo, un vagabundo, para quien vino es bastante.

CĂłmo se aparta, mirad, el arroyo serpenteante de la vista.
Un destello, un solo vistazo a su desfiladero es bastante.

Como el sol en los Bazares, arroyándolos con flechas,
un punto de fuga en ese grandioso diseño es bastante.
                                                
¿Si estás aquí, mi amor, qué más puedo querer?
Mencionar tan sĂłlo amor, en  una lĂ­nea, es bastante.
              
El cielo esperará. Que haber encontrado, lo sabe el cielo,
una cama y un techo tan divino es bastante.
                 
Yo no tengo razĂłn para la queja. Como dijo Hafiz.
ÂżNo es acaso una gacela que Ă©l nos firmara bastante?

*Hafiz, el gran poeta persa del siglo XIV, es quizá quien alcanzó mayor maestría en la composición de Gacelas.

 

OVERBLOWN ROSES  
     
She held one up, twirling it in her hand    
as if to show me how the World began    
and ended in perfection . I was stunned.  
How could she make a rose so woebegone,   
couldn´t silk stand stiff? And how could a child   
otherwise convinced of her mother´s taste,  
know what to think? It´s overblown, she smiled,   
I love roses when they´re past their best.
        
“Overblown roses”, the words swarm in my head,  
making sense as I suddenly saw afresh  
the rose now, the rose ahead: where a petal  
clings to a last breath, where my mother´s flesh  
and mine, going the same way, may still   
be seen as beautifull, if these words are said.

ROSAS MARCHITAS 
 
Ella levantĂł una, la giraba en su mano
quizá para enseñarme cĂłmo comenzĂł y acabĂł   
el mundo en su perfecta armonĂ­a. Yo estaba aturdida.
ÂżCĂłmo pudo levantar tan abatida rosa,
si ni la seda puede jamás mantenerse firme? ÂżY cĂłmo 
                                                                       [pudo una niña 
tan en el resto de sus gustos convencida de los gustos
                                                                         [de su madre, 
saber lo que tuvo que pensar? Está marchita, sonriĂł. 
Amo las rosas cuando sus mejores tiempos ya pasaron.
         
«Rosas marchitas», las palabras volaban en mi mente, 
iban cobrando sentido cuando vi de pronto renovada 
esa rosa, la rosa de ahĂ­ delante: donde un pĂ©talo  
cuelga de su Ăşltimo aliento; donde la carne de mi madre 
y la mĂ­a, yendo en esa misma direcciĂłn, pueden aĂşn 
verse tan hermosas, si esas palabras se pronuncian.

 


contacto
www.ibioculus.com | © 2008