Temo que no nos libramos de Dios, porque creemos todavía en la gramática - Friedrich Nietzsche



buscador números anteriores
plaza pública
Tutto Dante. Roberto Benigni
Comparte esta página de IbiOculus

Bravo Dante, Bravo Roberto
Dossier de prensa: Tutto Dante -Todo sobre Dante- con Roberto Benigni
Vídeos y fragmentos de Tutto Dante
Álbum

 

                     

 
FUENTE:
http://www.biografiasyvidas.com/
biografia/d/dante.htm

  
FUENTE:
http://www.davidedutto.it/_blog/?p=968

   


Bravo Dante, Bravo Roberto

Por Miguel Ferrando

 


Fue en Junio del 2006, en Grecia, en el hermosísimo teatro romano de Patras, donde Roberto Benigni comenzó su fascinante proyecto, Tutto Dante, las informaciones eran confusas antes del estreno, tanto se ha hecho, tanto se ha escrito, tanto se ha representado sobre la Divina Comedia que pocos presumían que Benigni fuese a subir al escenario con su mera presencia, las manos vacías y el desnudo texto del canto de Ulises, el XXVI del Inferno.

 

 Roberto Benigni recitó sus versos con extraña veracidad, dudas, amores, nostalgias, el popular histrión acercaba las palabras del florentino a un público abstraído que reaccionaba con silencios extáticos o sonrisas cada pocos versos, sin solución de continuidad. Vinieron después 130 espectáculos por todos los rincones de la patria italiana, cientos de miles de personas acudiendo al raro acontecimiento de un actor aclamado en Hollywood que recorría sus ciudades, hablando y explicando poesía, a solas con Dante, a solas con la palabra.

 

La sorpresa del público fue encontrar a tan famoso actor sin ejercer de tal, encontrar alguien que podía recitar noche tras noche los diferentes cantos de la Divina Comedia y explorar junto a su público los matices más íntimos de su poesía. Benigni comentaba en cada uno de sus espectáculos, tras recitar el canto, las palabras del «divino poeta» más como poeta que como actor, como predicador de poesía, como lector profundo y apasionado de Dante, de la tradición medieval que allí se culminaba y de los principios clásicos y cristianos de amor y humanidad, que allí, de alguna manera, se establecían.

 

Para Benigni se encierran en estos textos los elementos intemporales de belleza, amor, comprensión, la Comedia es el profuso transcurrir del misterio del Hombre, sus miserias, sus esperanzas. Nos invita a una mirada clara, casi infantil, casi mística, a la inmensidad del ser humano, de la justicia divina, de la verdad. Homenaje delicado a la  obra imponente del «Sumo Poeta», sin músicas, sin parafernalias, sin decorados; la voz y la palabra.

 

Y homenaje también, con el Padre del Idioma, a la bella y vieja lengua italiana, ninguna otra forma más eficaz de reivindicarla que su precisa y apasionada pronunciación por teatros y plazas no sólo de Italia sino de otros muchos lugares de Europa y América. La dicción de Benigni es una fiesta del italiano, viva y clara, las consonantes cantan impolutas, y el idioma que se creó por aquella Toscana de Güelfos y Gibelinos, repica elegante y pasional, como demostrando su fertilidad y su potencia latina en este mundo nuestro de acentos híbridos y engolamientos anglosajones.

 

BRAVO DANTE, BRAVO ROBERTO

 


Dossier de prensa: Tutto Dante
-Todo sobre Dante- con Roberto Benigni

Traducido por Miguel Ferrando

 

 

 

Monólogo centrado en la Divina Comedia de Dante Alighieri protagonizado por Roberto Benigni. El actor está en el escenario durante hora y media, combinando temas de actualidad narrados con ironía en un viaje de poesía y pasión a través de la Divina Comedia.

 

El espectáculo tuvo su debut en Junio del 2006 en el bello teatro romano de Patras en Grecia, donde Benigni leyó y explicó el canto de Ulises, canto XXVI del Infierno, frente a un fascinado auditorio.

 

En Julio del 2006 el espectáculo se representó  durante 13 noches en la magnifica plaza de Santa Croce en Florencia, allí se dispuso el escenario junto a la estatua de Dante, frente a la basílica, Benigni recitó un canto diferente cada noche, la plaza se preparó con 4200 asientos que fueron siempre ocupados por un publicó heterodoxo que demostró entusiasmo y le aclamó como en un estadio.

 

Los tres espectáculos fueron televisados por RAI TV entre Diciembre 2007 a Marzo 2008 con enorme éxito de audiencia. Fueron también producidos y vendidos en DVD, rompiendo, obviamente, todo tipo de records de ventas de espectáculos teatrales.

 

Tras el éxito en Florencia TUTTODANTE comenzó un tour y ha sido representado en muchas plazas italianas, arenas y estadios, con un total de 130 espectáculos, y una audiencia estimada de mías de un millón de espectadores, de los cuales 120.000 lo vieron en Roma.

 

Sobre 10 millones de espectadores se pueden añadir, los que lo vieron «Il V dell´´Inferno» (El V del Infierno), transmitido por Rai el 29 de Noviembre del 2007, repuesto en Rai internacional en días sucesivos.

 

Los Veranos de la Villa de Madrid han recibido las representaciones de Tutto Dante en los míticos jardines de Sabatini del 30 de junio al 3de julio de 2009.

 

TUTTODANTE es un evento único en la historia del drama, un viaje fascinante por los acontecimientos de la Divina Comedia, con momentos de puro humor a otros de éxtasis poético.

 

 

Algunos comentarios de prensa y otros medios de comunicación:

 

«Gozo exultante» (La Nazione)

 

«Benigni ha conseguido encantar…la audiencia, dejándola e éxtasis, muda, sorprendida quizás con tanta emoción» (La Repubblica)

 

«A través de los tiempos, milagrosamente combina el hoy con el ayer, sucesos cotidianos con poesía, furia y risa.» (Corriere della Sera)

 

«El espectáculo es extrañamente excitante… la ironía y la sátira demoledora… y todo es insospechadamente suspendido para llevarnos al mundo de Dante, llevando al publico de la mano y el corazón por los mundos del divino poeta» (L’Unità)

 

«Roberto Benigni comenta Dante como un gran Teólogo» (Il Messaggero)

 

«A través de de Benigni Dante fluye como  un río desbordado» (La Stampa)

 

«Las  lectura populares de Benigni han sido para Italia una de las raros, auténticos, eventos culturales de los últimos años» (TG1)

 

«Un autentico milagro si consideramos la cantidad de gente que se acercó a la Divina Comedia» (Variety)

 

Y juzgando por los «no hay billetes» en cada representación del tour, y por las largas ovaciones al finas de cada representación un pequeño milagro debe haber ocurrido, porque como dijo Benigni: «La poesía no está solo en el que escribe, sino mucho más en el  oído del que la escucha»

 

El afecto y entusiasmo recibido en el tour le ha hecho a Benigni decir; ha sido un trabajo increíble, voy a atesorar esta experiencia como una de las más dulces, populares y emocionantes de mi vida.

 

TUTTODANTE es producida por Melampo Cinematográfica, organizada por lucio Presta, producción ejecutiva de Arcobaleno tre, se está preparando para pasar las fronteras a Europa, Estados Unidos, Canadá y Sudamérica.





Vídeos de Tutto Dante

 

 


La Divina Comedia, Dante Alighieri
EL PARAÍSO: CANTO XXXIII

Virgen Madre, hija de tu hijo,
humilde y alta más que otra criatura,
término fijo del consejo eterno,

tú eres quien la humana natura
ennobleció tanto, que su hacedor
no desdeñó hacerse su hechura.

En tu vientre se reencendió el amor,
a cuyo calor en la eterna paz
ha germinado así esta flor.

Para nosotros eres aquí meridiana faz
de caridad, y abajo, entre los mortales,
eres de la esperanza fuente vivaz.

Señora, eres tan grande y tanto vales,
que quien quiere gracia y a ti no se acoge,
su deseo quiere que sin alas vuele.

Tu benignidad no sólo socorre
a quien demanda, mas muchas veces
liberal al demandar precede.

En ti misericordia, en ti piedad,
en ti magnificencia, en ti se aduna
cuanto en la criatura hay de bondad.

Ahora, este, que de la ínfima laguna
del universo hasta aquí ha visto
las vidas espirituales una a una,

te suplica, por gracia, de virtud
tanta, que pueda con los ojos alzarse
más alto hasta la última salud.

Y yo, que nunca por mi propio ver me inflamé
como hago por el suyo, todas mis preces
te ofrezco, y ruego que no sean escasas,

por que de toda nube lo desligues
de su mortalidad con tus ruegos,
para que el sumo placer se le despliegue.

Aún más te ruego, reina, que puedes
lo que quieres, que conserves sanos,
luego de tanto ver, sus afectos.

Venza tu guardia las mociones humanas:
¡Mira a Beatriz con cuantos beatos
a favor de mis ruegos juntan las manos!

Aquellos ojos de Dios amados y venerados,
fijos en el orador, demostraron
cuánto los ruegos devotos le son gratos;

de allí a la eterna luz se alzaron,
de lo cual no debe creerse que pueda
una criatura dirigir un mirar tan claro.

Y yo que al final de todas mis deseos
me acercaba, como era natural,
calmé el ardor en mí de mi deseo.

Bernardo me indicaba y sonreía
para que mirase arriba; mas yo estaba
ya por mi mismo como él quería;

porque mi vista, venida sincera,
más y más se metía por el rayo
de la alta luz que en sí misma es verdadera.

De aquí en adelante mi mirar fue mayor
que nuestra charla, que a la visión cede,
y cede la memoria a grandeza tanta.

Como quien soñando mira,
que tras el sueño la emoción impresa
queda, y lo otro la mente no retiene,

así estaba yo, que casi a su término llegada
mi visión, todavía me destila
en el corazón el dulzor que nació de ella.

Así al Sol la nieve se desliga;
así al viento en las hojas leves
se pierde la sentencia de Sibila.

¡Oh suprema luz, que te elevas tanto
de los mortales conceptos! A mi mente
presta de nuevo un poco de lo que parecías,

y haz mi lengua tan potente,
que al menos una chispa de tu gloria
pueda dejar a la futura gente;

pues, por volver un tanto a mi memoria
y por resonar un poco en estos versos,
más se comprenderá de tu victoria.

Creo yo, por lo intenso que sufrí
del vivo rayo, que me habría perdido,
si mis ojos de él hubiéranse partido.

Y recuerdo, que por ello más audaz
me hice a soportar tanto, que uní
mi mirada al valor infinito.

¡Oh abundante gracia por la que presumí
fijar la vista en la luz eterna,
tanto que la fuerza de la visión consumí!

En su profundo vi que se interna,
ligado con amor en un volumen,
todo lo que por el universo se desencuaderna;

sustancia y accidente y sus costumbres
cuasi confundidos entre sí, de modo tal
que lo que digo modesta es vislumbre.

La forma universal de este nudo
creo que vi, que al recordarlo,
diciendo esto, siento mayor gozo.

Un punto sólo me causa más letargo
que veinticinco siglos idos de la empresa
que movió a Neptuno a admirar la sombra de Argos.

Así mi mente enteramente suspendida,
fija miraba, inmóvil y atenta,
y siempre de admirar encendida.

Y en aquella luz tal uno se renueva,
que apartarse de ella hacia otro aspecto
es imposible que nunca se consienta;

pues el bien, que del querer es objeto,
entero en ella se encierra; y fuera de ella
es defectivo lo que allí es perfecto.

En adelante será más corta mi conversa,
sólo de lo que recuerdo, que la de un infante
que en el pezón baña todavía la lengua.

No era que más de un simple semblante
hubiera en aquella luz que yo miraba,
pues es siempre así como era antes;

sino porque la visión se avaloraba
en mi mirada, una sola apariencia,
mudando yo, por mi se trastocaba.

En la profunda y clara subsistencia
del alto lumbre me aparecieron tres giros
de tres colores y de un continente;

y uno de otro como iris de iris
parecía reflejo, y el tercero parecía fuego,
que aquí y allá igualmente se espire.

¡Oh! ¡Cuán poco es el decir y cuán flaco
mi concepto! y esto, y lo que vi,
es tanto, que no basta con decir “poco”.

¡Oh luz eterna que sola en ti sedes,
sola te entiendes, y por ti entendida
y tú te entiendes, amas y sonríes!

Aquel circular, que así concebido
parecía en ti como luz refleja,
contemplado por mis ojos en torno,

dentro de sí, de su color mismo,
me parecía ver pintada nuestra efigie;
porque mi rostro en él estaba metido todo.

Como el geómetra que se afana y aflige
por medir el cerco, y no encuentra,
pensando, el principio que precisa,

así estaba yo en aquella visión nueva;
ver quería cómo la imagen al círculo
correspondía y cómo allí se encontraba;

mas no bastaban las propias alas:
si no que mi mente fue herida
de un fulgor que cumplió su anhelo.

A la alta fantasía aquí faltaron fuerzas;
mas ya movía mi deseo y mi velle,
como rueda a su vez movida,

el amor que mueve el Sol y las demás estrellas.


 

La Divina Comedia, Dante Alighieri
EL INFIERNO: CANTO XXV 

 

¡Alégrate, Florencia, porque eres tan grande
que por mar y por tierra bates las alas,
y por el infierno tu nombre se expande!

Entre los ladrones encontré cinco tales
ciudadanos tuyos, causa de mi vergüenza,
y tú con gran honor no te sales.

Pero si hacia el amanecer se sueña,
tu sabrás, en muy poco tiempo,
lo que Prato, y tal vez otros, te auguran.

Y si ya hubiera ocurrido, dirán que fue tarde.
¡Ojalá fuera ahora, ya que ha de ser!
que más me abatirá, cuanto más me pase el tiempo.

Partimos de allí, y, por las peldaños
de rocas que nos sirvieron para bajar antes,
subió mi Conductor, y me arrastró consigo;

y prosiguiendo la solitaria vía,
entre las astillas y las rocas del escollo
el pie sin la mano no se expedía.

Me dolió entonces, como de nuevo me duelo,
cuando dirijo la mente a lo que vi,
y más refreno el ingenio como no suelo,

a que no corra sin que la virtud lo guíe;
de modo que si una buena estrella o mejor cosa
me ha dado el bien, que yo mismo no me lo envidie.

Así como el aldeano que en la colina reposa,
cuando aquel que el mundo aclara
su rostro menos esconde,

cuando al mosquito cede paso la mosca,
ve las luciérnagas abajo en el valle
tal vez allá donde él vendimia y ara:

así con tantas llamas relucía entero
el recinto octavo, como observar pude
cuando allí estuve donde se veía el fondo.

Y como aquel que se vengó con los osos
vio el carro de Elías en su partida,
y los caballos subir rectos al Cielo,

incapaz de con la vista seguirlos,
pues ya más no veía que una sola llama,
como nubecilla, que hacia lo alto ascendía:

tal estas otras bullían por el golfo
del foso, porque no muestra ninguna el hurto,
y cada llama un pecador esconde.

Sobre el puente estaba yo mirando inclinado
tanto, que si no estuviera de una roca asido,
hubiera caído abajo sin que me empujaran.

Y mi Conductor, que me vio tan absorto
me dijo: Dentro del fuego están los espíritus;
cada uno vestido de la llama que lo abrasa.

Maestro mío, respondí, al oírte
estoy ahora más cierto; pera había ya notado
que así era, y estaba por decirte:

¿Quién está en aquel fuego que se divide
arriba, que parece surgida de la pira
donde fue metido Eteocles con su hermano?

Respondióme: Allí adentro se castiga
a Ulises y a Diomedes, y así juntos
a la venganza van como a la ira;

y dentro de su llama se llora
el engaño del caballo que fue puerta
de la cual salió de los Romanos la noble estirpe.

Llórase dentro el artimaña por la cual, muerta,
Deidamia aún se lamenta de Aquiles,
y por el Paladio se sufre duelo.

Si adentro de aquella flámula pueden
hablar, dije yo, Maestro, mucho te ruego
y te suplico, así que el ruego valga mil,

que la ocasión de esperar no me niegues
a que la llama encornada hasta aquí se llegue;
¡Mira cómo a ella me arroja el deseo!

Y él a mí: Tu súplica es digna
de mucha loa, y así por ello la acepto;
pero haz que se contenga tu lengua.

Deja que hable yo, que he comprendido
lo que quieres; que ellos te serían esquivos
porque son griegos, tal vez por tu jerga.

Luego que la llama llegó a nosotros
cuando juzgó mi Conductor oportuno,
de esta forma oí que les hablaba:

¡Oh vosotros que sois dos dentro de un fuego!
Si amerité de vosotros cuando era vivo,
si amerité de vosotros bastante o poco

cuando en el mundo escribí mi alto verso,
no prosigáis; mas que uno de vosotros diga
donde, por su valía, perdido de muerte quedó.

El cuerno mayor de la llama antigua
comenzó a sacudirse murmurando,
a la manera de la que un viento fatiga;

y con la cresta aquí y allá meneando
como haría una lengua que hablara,
lanzó afuera la voz y dijo: Cuando

me alejé de Circe, que me retuvo
más de un año preso en Gaeta,
antes que así Eneas la nombrara,

ni la dulzura del hijo, ni la piedad
del viejo padre, ni el debido amor
que debía a Penélope hacer dichosa,

vencer pudieron dentro de mí el ardor
que tuve de hacerme del mundo experto
y de los vicios humanos y de su valor;

antes, me lancé por el alto mar abierto
con sólo un barco y con aquellos compañeros
pocos, de los que no fui abandonado.

De costa en costa vi al final los límites de España,
hasta el Marruecos, y la isla de los Sardos,
y las otras que aquel mar en torno baña.

Yo y mis compañeros éramos viejos y tardos
cuando llegamos a aquella fosa estrecha
donde Hércules marcó sus dos resguardos

para que el hombre más allá no se meta;
a la derecha mano dejé Sevilla,
de la otra ya había dejado Ceuta.

“¡Oh hermanos”, dije, “que por cien mil
peligros habéis llegado a occidente,
de esta tan pequeña vigilia

de nuestro sentidos remanente
no queráis negaros la experiencia,
siguiendo al Sol, hacia el mundo sin gente.

Considerad vuestra simiente:
hechos no fuisteis para vivir como brutos,
sino para perseguir virtud y conocimiento”.

Mis compañeros tornáronse tan ansiosos,
con esta mi breve arenga, de seguir camino,
que apenas podría con esfuerzo contenerlos;

y, vuelta nuestra popa a la mañana,
de los remos hicimos alas para el loco vuelo,
avanzando siempre por el lado izquierdo.

Todas las estrellas ya del otro polo
veía la noche, y el nuestro tan abajo,
que no asomaba fuera del marino suelo.

Cinco veces encendida y tantas apagadas
pasó la luz por debajo de la Luna,
luego que entrados fuimos en aquel gran paso,

cuando apareció una montaña, bruna
en la distancia, y parecióme tan alta
como no había visto nunca una.

Nos alegramos, aunque enseguida volvióse llanto,
porque de la nueva tierra un torbellino nació
que golpeó al leño en su primer lado.

Tres vueltas nos hizo girar con toda el agua;
y en la cuarta se alzó la popa en alto,
como a Otro plugo, y la proa se fue abajo,

y al fin el mar sobre nosotros volvió a cerrarse.

 

 

 
Álbum

 

 

FUENTE:
http://www.film.it/news/checchi-gorile-ultime-uscite-in-dvd/2072695

 

 

 

 FUENTE: Tomada de la Web

   


 FUENTE: http://culture.france2.fr/scene/actu/52222784-fr.php

 

 

FUENTE: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Roberto_Benigni_in_TuttoDante_a_Padova.jpg

 

 

FUENTE: http://dietrolequinte.blogosfere.it/2007/06/riparte-benigni-con-tutto-dante.html


 

 

contacto
www.ibioculus.com | © 2008