Compartir libro en Comparte Un adolescente en la retaguardia Comparte Un adolescente en la retaguardia Comparte Un adolescente en la retaguardia Comparte Un adolescente en la retaguardia

Un adolescente en la retaguardia

Memorias de la Guerra Civil (1936-1939)

Quince años tenía Miguel Gil Imirizaldu cuando se declaró en España la Guerra Civil, en 1936. Se encontraba en el monasterio benedictino de El Pueyo, cerca de Barbastro (Huesca). Sus memorias narran los tres años de lucha fratricida de los que fue testigo en la zona republicana de Aragón. Los recuerdos trágicos como los asesinatos de los monjes del monasterio o su soledad ante la subsistencia se suceden en una historia que le lleva de vuelta a casa, en Lumbier (Navarra), donde sus padres le daban por muerto. A pesar de sus peripecias, Miguel mantiene en todo momento viva su fe, actuando con sorprendente entereza ante los acontecimientos que se le sucedían. Tras la guerra, Miguel ingresó como monje en el monasterio de Valvanera, donde recibió el nombre de Plácido. Actualmente, el P. Plácido termina su larga vida en la abadía benedictina de Leyre (Navarra).

COLECCIÓN: Ensayo
MATERIA: Biografía: histórica, política y militar
PÁG: 216      TAMAÑO: 15 x 23 cm      PUBLICACIÓN: Abr 2006      ISBN: 978-84-7490-778-0
disponible en ebook:Un adolescente en la retaguardia en epub
 
¿En qué librería lo puedo comprar? ¿Qué debes saber antes de comprar un Ebook?
Dicen del libro

Autor

Plácido María Gil Imirizaldu

Plácido Miguel Gil Imirizaldu nació en Lumbier (Navarra) el 10 de junio de 1921. Ingresa de niño como estudiante en el Monasterio Benedictino de El Pueyo. Con 15 años le toca vivir en 1936 uno de los episodios más trágicos del inicio de la Guerra Civil española con el martirio de toda la comunidad monástica convirtiéndole en testigo privilegiado de una de las paginas más bellas del reciente martirologio cristiano. Tras tres años en la retaguardia ingresaría como monje en Monasterio Benedictino de Valvanera (La Rioja). Tras cursar estudios en Montserrat y Roma fue ordenado sacerdote en 1946 y enviado al monasterio de El Paular (Madrid). Posteriormente desarrolló una apreciada labor pastoral en la diócesis de Málaga. Finalmente se incorporó al Monasterio Benedictino de Leyre (Navarra) donde contribuyó eficazmente a la promoción de la Causa de los Mártires de El Pueyo. Falleció en 2009.

LIBROS RELACIONADOS

¿Quieres recibir más información sobre este tema? Suscríbete a nuestro boletín.
Cerrar