Compartir libro en Comparte El pobre y el profeta Comparte El pobre y el profeta Comparte El pobre y el profeta Comparte El pobre y el profeta

El pobre y el profeta

«Abordándolo con su habitual intrepidez, Pierre Ganne ha osado tratar en estos ensayos del problema quizá más complejo del presente. Uno que inquieta hoy a la Iglesia más profundamente de lo habitual: que con la consigna "teología de la liberación" se haga referencia más bien a algo negativo que positivo. [...]
Ganne piensa radicalmente desde el punto de vista de la Encarnación, es decir, desde la unidad incuestionada entre Dios (y su reino) y el hombre (con sus deseos mundanos concretos). Desde ese punto de encuentro mundano-espiritual ---que incluye en sí la dimensión política--- no se deja seducir por nada: ni por un pensamiento cristiano dualista ni por una reacción que excluye la pretensión cristiana de la política terrenal. En ambos casos se perdería la dimensión profética de la pobreza, tal y como la entiende la Biblia».


H. U. von Balthasar

COLECCIÓN: Minima politica (primera época)
SERIE: Minima politica
MATERIA: Cristianismo
PÁG: 144      TAMAÑO: 13 x 22 cm      PUBLICACIÓN: Sep 2014      ISBN: 978-84-9055-015-1
 
¿En qué librería lo puedo comprar? ¿Qué debes saber antes de comprar un Ebook?
Dicen del libro

Autor

Ganne, Pierre

Pierre Ganne, S.J. (Clermont-Ferrand 1904 - Biviers 1979), último de tres hermanos, tras su paso por el seminario, fue enviado a Siria para cumplir el servicio militar. Al regresar entró en la Compañía de Jesús. Completó sus estudios en Yzeure y Jersey para ejercer de profesor de Filosofía en Argel en el Colegio Notre-Dame de África. Ordenado sacerdote en 1935, fue nuevamente movilizado en los años 1939-1940. En el otoño de 1940 se une al P. Henri de Lubac S.J. en la Facultad de Teología de Lyon-Fourvière mientras desarrolla una labor crítica con el Gobierno de Vichy a través de la revista Esprit. Colabora activamente en una organización clandestina para salvar niños judíos (Amitié chrétienne) a la par que participa en el servicio de información de De Gaulle, al que llegaría a pasar varios microfilms en Argel, a punto de ser capturado en dos ocasiones por la Gestapo. Después de la guerra, aceptará junto con el Padre de Lubac y otros padres jesuitas, la prohibición de enseñar en Lyon-Fourvière (1950). En 1951 será destinado a la casa de Retiros espirituales de Saint-Egrève, cerca de Grenoble, donde continuará una intensa labor formadora de cristianos laicos, sacerdotes y religiosos. Murió discretamente en su habitación en la fiesta de la Asunción de 1979.

LIBROS RELACIONADOS

¿Quieres recibir más información sobre este tema? Suscríbete a nuestro boletín.
Cerrar