Ediciones Encuentro

Ediciones EncuentroEdiciones Encuentro
Buenos libros.
alta en boletín

Privacidad
clubEncuentro
Date de alta
buscador
Avanzado

 








La ley de Dios

Historia filosófica de una alianza

Rémi Brague

Colección: ENSAYO
Materia: FILOSOFÍA
472 páginas
15x23cm.
ISBN: 978-84-9920-085-9

Hoy la idea de ley divina se ha vuelto extraña e incluso, para algunos, ofensiva. Sin embargo, ha dominado las creencias y las costumbres durante casi tres milenios. La alianza entre Dios y la ley, fo...

>>

Hoy la idea de ley divina se ha vuelto extraña e incluso, para algunos, ofensiva. Sin embargo, ha dominado las creencias y las costumbres durante casi tres milenios. La alianza entre Dios y la ley, forjada en la Grecia antigua y en la tradición bíblica, ha asumido formas diferentes en el judaísmo, el cristianismo y el islam. Rémi Brague describe en La ley de Dios la larga génesis de esta alianza, su desarrollo en cada una de las tres religiones medievales, y finalmente de su disolución con la modernidad europea, a través de la relectura de los textos fuentes de la filosofía y el pensamiento religioso.
En el judaísmo de la diáspora, la Ley se erigía como la única presencia de Dios en medio de un pueblo que había perdido su reino y su Templo: coincidía con Dios. Es con el cristianismo cuando nace y se desarrolla su separación. El Dios cristiano ya no es solamente el legislador del tiempo de los judíos, es la fuente de la conciencia humana y comunica la gracia que permite obedecer a la ley. Esta separación dará posteriormente forma a las instituciones políticas de la cristiandad medieval, tanto al Imperio como a la Iglesia. Por el contrario, el islam se convertirá cada vez más en una religión centrada completamente sobre la Ley, que preside el conjunto de las prácticas de los hombres a partir de la caída del califato. A diferencia de las dos religiones bíblicas, aquí es Dios quien debe dictar directamente la Ley.
Con la modernidad, la alianza entre Dios y la ley será denunciada y después expulsada de la ciudad: nuestro Dios ya no es legislador, nuestra ley ya no es divina. Pero ¿cómo es un mundo, como el nuestro, en el que el hombre se concibe como único soberano? ¿Cómo una ley sin huella de lo divino puede ofrecer razones para vivir?

<<
32.00 € Comprar libro

9.99 € Comprar ebook (epub)

Para leer con Adobe Digital Editions
(descarga gratuita)
Ayuda para descarga de Ebooks

opciones de compra del libro: Comprar en librerías
opciones de compra del ebook: Comprar en Amazon


Comprar en Google Play
Comprar en Google Play








Comparte esta página de Ediciones Encuentro



el autor

Rémi Brague (París, 1947), es profesor emérito de Filosofía Medieval en la Sorbona de París. Fue titular entre 2002 y 2012 de la «Cátedra Guardini» en la Universidad Ludwig-Maximilians de Munich. En 2... >>


noticias

Una obra grande de un autor grande

Publicado en Nova et Vetera por A. Martínez el 31/12/2012

La reflexión del profesor Brague, subraya la novedad del cristianismo en lo que a su interpretación de la ley divina se refiere. Jesús pide que se tomen en serio los mandamientos del Decálogo, interiorizándolos. "El Dios del cristianismo no es el que dice lo que hay que hacer. El el que perdona cuando no se ha hecho. Es aquel cuya gracia da la fuerza de hacer el bien."

Creer en Dios es creer en un orden racional que vigoriza el valor de la conciencia y de la ley

Publicado en Estudios filosóficos por Rafael Ramis Barceló el 25/09/2012

Combina la erudita como filósofo e historiador con su conocimiento de las tres grandes religiones

Publicado en SCRIPTA THEOLOGICA / VOL. 44 / 2012 por Juan Alonso el 09/01/2012

Brague acierta al escoger la «ley de Dios» como objeto de análisis pues,
según él mismo indica, en esta idea confluyen dos nociones que históricamente han sido comprendidas de forma muy diversa, según los distintos mundos–judío, cristiano, musulmán– en los que se ha desarrollado el maridaje entre lo divino y lo normativo.

Ediciones Encuentro
Conde de Aranda, 20 - 28001 Madrid
Mapa web      Aviso Legal
915 322 607
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
diseño por o3com
maquetación por ordena tu cabeza
cerrar