Compartir libro en Comparte Meditar cristianamente Comparte Meditar cristianamente Comparte Meditar cristianamente Comparte Meditar cristianamente

Meditar cristianamente

El lector no va a encontrar aquí un tratado convencional sobre la meditación cristiana ni un método que haya de seguirse a rajatabla. Aquí no se trata de aprender ciencias o técnicas para más y mejor meditar. Tampoco de romper ningún molde, como no sea el de la rutina mortecina. Se trata más bien de ir implicando y explicando despaciosamente las dimensiones trinitarias y cristológicas, mariológicas y eclesiales, personales, sociales y mundanales de la auténtica meditación cristiana hasta integrarlas todas en una experiencia de unidad viva y habitual.

COLECCIÓN: Sophia
MATERIA: Espiritualidad y experiencia religiosa cristianas
PÁG: 80      PUBLICACIÓN: Dic 2002      ISBN: 978-84-7490-672-1
¿Qué es 'Impresión bajo demanda'?
 
¿En qué librería lo puedo comprar?

Autor

Hans Urs von Balthasar

Hans Urs von Balthasar nació en Lucerna (Suiza) en 1905. Realizó estudios de música, filología germánica y filosofía en Viena, Berlín y Zurich. En 1929 entró en la Compañía de Jesús. En su formación teológica son decisivas las relaciones con Erich Przywara y Karl Barth, pero sobre todo destacan dos encuentros en particular: con Henri de Lubac, su maestro en teología, y con Adrienne von Speyr, junto a la que comenzó una experiencia de vida religiosa centrada en una visión trinitaria de la vida cristiana y en una presencia activa en el mundo. Al mismo tiempo funda y dirige la editorial Johannes Verlag, que se propone publicar los escritos de los Padres de la Iglesia y de algunos teólogos que situaron como centro de su reflexión a Cristo. Su pensamiento teológico está dominado por la idea de que sólo el amor es creíble. Sobre este fundamento von Balthasar construyó su vasta obra teológica cuya forma más acabada se encuentra en la trilogía Gloria, Teodramática y Teológica. En reconocimiento a su persona como punto de referencia para toda la teología católica, fue nombrado cardenal por el papa Juan Pablo II pocos días antes de su muerte, acaecida el 26 de junio de 1988.

LIBROS RELACIONADOS

¿Quieres recibir más información sobre este tema? Suscríbete a nuestro boletín.
Cerrar